octubre 16, 2013

Robo

Hace poco más de dos semanas, alrededor de las once de la mañana, la puerta principal de nuestra casa fue violentada: los ladrones entraron, fueron directamente a la oficina de nuestro compañero Alfredo Mires (Asesoría Ejecutiva/Secretaría de Capacitación y Producción de Materiales/Grupo de Estudios de la Prehistoria Andina) y se llevaron la computadora principal.
Hacía apenas un año –y animados por la posibilidad de empezar a producir vídeos para apuntalar el quehacer de nuestras bibliotecas–, un generoso amigo nos había obsequiado esa máquina. Y otra herramienta sumamente valiosa para nosotros –una transcriptora digital usada en el recojo de la tradición oral, también fraternamente obsequiada–, fue hurtada
Evidentemente los ladrones habían estado espiando, pero no deja de sorprender que pudieran hacerlo en horas de la mañana, en una avenida tan transitada y –claro–, sin que nadie viera nada.
A toda persona honesta indigna un robo, pero quizá indigna aún más el solo hecho que ingresen mancillando una casa levantada piedra a piedra con humildad, coraje y ensoñación solidaria.
Y también indigna, por ejemplo, que se movilicen tantas fuerzas a favor de quienes depredan el ambiente y tan pocas en beneficio de la seguridad ciudadana.
En fin, como dijera Arguedas, “los esperaremos en guardia”.

Más lectores, más comunidad

Hace poco contábamos de la visita que nuestro Coordinador General hiciera a la zona de Choropampa, a la comunidad de La Capilla, en donde el profesor Fredegundo Cabanillas animó a la formación de una Biblioteca Rural.
Aquí algunas fotos que nos han hecho llegar.

Andares por amor a la lectura

Así nos cuentan Sergio Díaz y Abel Vásquez, Coordinadores de nuestra Red:

En estos andares siempre se va renovando el gran ánimo por la lectura.
Un grupo de niños de la Institución Educativa 10530 de Masintranca, Chota, acompañados por docentes y el Coordinador de Bibliotecas Rurales, viajamos en el mes de agosto hasta el distrito de San Luis de Lucma, en la provincia de Cutervo.
Por el proyecto Co-Libris nos tocaba realizar un intercambio con alumnos del Colegio Secundario “Daniel Alcides Carrión”; ellos habían organizado un Festival de Lectura. Para nosotros fue una verdadera experiencia contar con la presencia de todo el alumnado tanto del colegio como de la primaria juntamente con sus docentes.
El amor a la lectura es una siembra para cosechar, los lectores pese al cansancio de horas de viaje caminando y en bus, se emocionan al conocer que al otro lado de la provincia también hay niños que están pensando igual y preocupados de promover la lectura con los mayores.
Qué bonito caminar con niños y profesores, sembrando conocimientos de ánimo, interés y dedicación a esta tarea.


¡La escuela nos recibió con canciones y presentes para los jóvenes! Además se dio el intercambio de experiencias de la lectura fuera del aula, lo hicimos al aire libre, en el patio de la institución. Los niños y niñas de Masintranca también usaron técnicas de representar a los personajes y de lectura colectiva.
En el encuentro participó todo el alumnado de la escuela junto con sus maestros, quienes mostraron mucho interés por el proyecto y por la lectura que se ha presentado, además el interés se extendió hasta el nivel secundario quienes nos invitaron que vayamos hasta el colegio para dialogar sobre el proyecto y además nos hicieron que compartamos la lectura con algunos grados y así lo hemos hecho; hemos ido en horas de la tarde para participar en el colegio y han quedado muy contentos con nuestra visita.
Sentimos que en realidad hemos hecho muy bien. Nosotros estamos felices con nuestra visita; el trato que también ellos nos dieron ha sido muy especial y el ánimo se dio más cuando ellos ya nos visitaron a la Lucma.


Materiales de autocontrol

A mediados de setiembre, el Centro de Recursos de Educación Básica Especial (CREBE) de Cajamarca, nuevamente dio un curso para profesores de educación especial y de inclusión.
Durante el año en curso, nuestra compañera Rita Mocker ha participado como ponente en diferentes cursos con temáticas diversas en las provincias de Cajamarca.
Esta vez, el curso se dio en el local central de Bibliotecas Rurales y abarcaba la preparación de materiales didácticos para el trabajo con niños con necesidades educativas especiales. Los participantes aprendieron a confeccionar material para trabajar con alumnos con baja visión, para el aprestamiento y el aprendizaje lúdico a nivel primario.
Los ponentes incentivaron en todo momento que se deben usar insumos reciclados como botellas, bolsas plásticas o papel usado cuando confeccionamos materiales, para contribuir al cuidado del medio ambiente. Igualmente, los materiales que confeccionamos deben servir –en la medida de lo posible– para diferentes fines.
En este sentido, Rita Mocker enseñó novedosas técnicas para la preparación de fichas de autocontrol, que sirven al alumno para verificar si el trabajo que realiza es correcto.
Generalmente, se trata de pedazos de cartón que deben unirse y que tienen una misma figura (dibujo, color o sello) a la inversa. Pero en esta ocasión se confeccionó también fichas a manera de encaje simple hecho con material descartado. Las fichas sirven, únicamente, de base y los contenidos de aprendizaje se escriben en cartulinas, los cuales se pegan encima, de modo que las mismas fichas pueden servir muchísimas veces.

octubre 02, 2013

Sarah Heery, presente


Sarah Heery era uno de esos ángeles solidarios sin aspavientos ni dobleces. Su humildad y empeño no supieron de fronteras ni sacrificios. Y nos sentimos honrados de haberla conocido.
Hoy, 2 de octubre, ella habría cumplido 50 años. En nuestra memoria, ella sigue naciendo.
Sarah no sólo dejó un legado: también lo recibió de los suyos. Y se continúa multiplicando.
Helen nos cuenta que en julio la tía Hannah celebró su cumpleaños número 90 y pidió a todos los suyos que en lugar de regalos aportaran para apoyar a nuestras Bibliotecas Rurales. ¡La música animó esta fiesta de cumpleaños solidaria!
Aunque tampoco ha faltado una nota triste: la tía Margaret falleció hace sólo unas semanas. Y aún en la pena se enaltecieron las hermandades: en los funerales la familia pidió también que se apoyaran a las bibliotecas.
Desde aquí, celebramos la presencia de Sarah y los suyos por esta vida vivificante.

Encuentro en Yazor


YAZOR es el nombre de un bello lugar, en el campo al sur del Departamento de Lambayeque, cerca al distrito de Cayaltí. El nombre fue puesto por don Luis Francisco Mires en honor a su esposa, doña Yolanda Ortiz.
Ahí vive ella, junto con su hijo Jano. Y a algunos kilómetros se encuentra el histórico pueblo de Zaña, donde vive don Luis Enrique, su hijo mayor.
Desde hace algún tiempo, la mamá Yola –como cariñosamente la conocemos–, nos venía ofreciendo su casa para realizar alguna de nuestras reuniones, y por fin, decidimos viajar y realizar en ese campo hermoso, lleno de calor y cultivos, nuestro II Encuentro de Capacitación 2013 del Programa Comunitario.
Nada de lo que alcancemos a decir en esta nota podrá reflejar nuestro contento por esos días de paz, aprendizajes y cariño sincero.
Fueron muchos los meses de preparación, de dedicación de parte de esta querida familia para ofrecernos tanto y más de lo que necesitábamos. El trabajo que desempeñaron fue muy arduo y ese esfuerzo no tiene forma de compensación alguna.
Todos los que asistimos nos hemos sentido realmente halagados por tantas atenciones y también por la oportunidad de tener una reunión diferente: por momentos bajo un árbol de sombra generosa, alrededor del fuego por la noche en medio del campo, o visitando al Apu Corbacho o los monumentos de la zona.
Ni los mosquitos lograron aminorar nuestras ganas de seguir aprendiendo, en este espacio lleno de historia y sentido.

octubre 01, 2013

Evelyn en Cajamarca

Hace una semana tuvimos la grata visita de Evelyn Wagner, una de las responsables de Kindernothilfe, Alemania, del Perú y de nuestro Programa Comunitario.
Estas visitas de las instituciones que están cooperando con nuestra institución se realizan con cierta frecuencia, y siempre es un gusto para nosotros recibir a los responsables y tener la posibilidad de hacerles conocer de cerca nuestro trabajo.
Encontrarnos de esta manera enriquece nuestros conocimientos y fortalece los vínculos institucionales y personales.
La visita de Evelyn duró sólo un día y fuimos a visitar la zona de San Marcos, donde nuestra coordinadora Silvia Pajares está realizando un excelente trabajo con los niños.
Aún siendo corto, pudimos aprovechar al máximo este tiempo con Evelyn y mostrarle diferentes facetas de nuestros quehaceres en el campo. También pudimos compartir nuestras coordinaciones con las escuelas de inclusión y otras entidades.
El día finalizó con una cena con nuestro equipo central, donde no faltaron los debates, las risas y los cantos.
Gracias, Evelyn, por esta fraterna visita.